/
/
/
¿Por qué escogí el Baby Led Weaning (BLW?

 

¿POR QUÉ ESCOGÍ EL BABY LED WEANING (BLW)?

 

Des de que soy madre me he dado cuenta que recibimos muchísima información sobre todo lo relacionado con nuestro bebé, des de la alimentación, como teorías del movimiento, colecho, lactancia, etc. Cada familia elige que es lo mejor para su bebé, por eso NO TODO ES PARA TODOS. Yo explicaré en esta entrada el porqué de mi elección, pero eso no quiere decir que si tú como mamá has elegido cualquier otra opción lo estés haciendo mal. Yo cuento mi propia experiencia, pero no quiere decir que sea la única y la válida. Ya en sí, una mamá primeriza es un saco lleno de dudas y de inseguridades, pues cuando llega el paso a la alimentación complementaria…apaga y vámonos!

¿Cuándo llega este momento?

Pues como todo, en función de cada bebé. La teoría dice que cuando el bebé cumple alrededor de los 6 meses pero cada familia decide cuándo  y cómo introducir la alimentación en forma sólida a sus bebes. En mi caso empezó un poco antes, cuando polluelito empezó a mostrar mucho interés por la comida e intentaba agarrar la comida que comíamos su padre y yo y llevársela a la boca.

Información sobre alimentación complementaria hay mucha, pero para mí mis mentores sobre este tema han sido mi pediatra Luis Ruíz y el pediatra Carlos González. Es importante recalcar que la alimentación principal hasta el año del bebé es la leche materna (o artificial) a demanda y la alimentación en forma sólida es complementaria a ésta.

 ¿Qué es el Baby Led Weaning?

El BLW es la alimentación complementaria dirigida por el bebé. ¿Qué quiere decir esto? Pues que se le ofrece al bebé los alimentos enteros, y de esta manera el bebé se alimenta por sí mismo y utiliza sus manos para cogerlos y llevárselos a a boca en función de sus preferencias y apetito. La teoria dice que no se le ofrecen triturados, pero yo en mi caso, si papá Alex y yo comíamos cremas de verduras (por ejemplo), también se la ofrecíamos a polluelito.

 

 ¿Por qué este método?

Para mí el Baby Led Weaning era la solución perfecta porque no había que hacer nada especial. No tenía que cocinar dos comidas (la mia y la de papá por un lado, y la de polluelito por el otro). Con este método simplemente tenía que cocinar una única comida, de forma saludable, eso sí.

Además, otra de las ventajas es que el bebé come sólo, así pues, nos sentamos los tres en la mesa a la vez y todos disfrutamos de la comida.

Además, una de las ventajas que encontré en este método es que no hace falta darle los alimentos de uno en uno. Así nos dijo el dr. Ruiz: «que empiece a comer DE TODO» ¿De todo? Sí, de todo, cocinado de forma saludable, pero puede comer de todo«. Otra ventaja más. Hay documentación de BLW que indica que hay que introducir cada nuevo alimento y probarlo durante 2/3 días para evitar alergias. Nosotros no lo hicimos así. Había días que sí que ha comido el mismo alimento varios días seguidos, pero hay alimentos que no.

Me parecía importante también la parte que comenta Carlos González de no seguir horarios. Durante mi experiencia acompañando a mamás y bebés he observado que imponemos a los bebés un horario en cuanto a comidas sin observar sus propias necesidades. Carlos González dice que es más importante enseñar a nuestros/as hijos/as a comer siguiendo sus propias necesidades, cuando quiera y la cantidad que quiera y no a comer en función de los horarios. Afirma «Permita que su mecanismo de control del apetito se afiance sobre señales internas, y no sobre estímulos externos. Es un regalo para toda la vida».

¿Cuándo no hacer BLW?

  1. Si no estás seguro/a y si te puede el miedo a que tu bebé atragante. Si tienes miedo, no lo intentes (bajo mi punto de vista). En el BLW, sobre todo al principio, hay que mantener mucha paciencia y calma. En los inicios los bebés suelen tener dificultad para tragar algún trozo y lo rechazan a modo de arcada. En estos momentos muchas mamás y papás se ponen muy nerviosos y no dejan que el bebé lo gestione sólo. En mi caso, han habido bastantes momentos de estos. Adel los ha gestionado sólo y muy bien. Cabe decir que yo he sido más paciente y he mostrado más calma, si fuera por papá Alex, no haría BLW. Él poco a poco ha ido viendo como polluelito iba comiendo y gestionando los trozos más grandes expulsándolos, y poco a poco ha ido ganando confianza en este método. Eso sí, era el primero en presumir con su familia y amigos/as mostrando fotos y diciendo: «¡mi hijo come de todo!«
  2.  Si eres un/a maniático/a de la limpieza. Si algo tiene el BLW es que ¡¡es un desastre!! (sobre todo al principio). Comida por el suelo, por las paredes, por toda la ropa del bebé (y la tuya). Miras al bebé y no sabes si limpiarlo con una muselina o meterlo directamente en la bañera porque ¡tiene tomate o arroz hasta en las pestañas! Si ver este caos supone mucho para ti, descarta este método. Aun así, no te aseguro que comiendo purés te libres de limpiar…¡más de un bol de puré he visto yo volando! jajaj

 

En definitiva, hagas lo que hagas hazlo con seguridad.

Al fin y al cabo, toda madre y padre quiere lo mejor para su hijo/a así que, decidas lo que decidas, piensa que SIEMPRE estará bien.

 

 

Comentarios

Share this post

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.