Botella sensorial
/
/
/
Botella sensorial

¿Sabéis cuál es el juguete favorito de mi hijo?

¡UNA BOTELLA DE PLÁSTICO!

¡¡Le chiflan!! Así que, viendo la pasión que tiene por ellas, me he puesto manos a la obra y he empezado a crearle botellas sensoriales para que juegue con ellas.

Aquí os dejo el PASO a PASO para que, si queréis, fabriquéis una a [email protected] peques.

MATERIALES:

  • Cola con purpurina
  • Agua caliente
  • Botella de plástico (en mi caso siempre reutilizo las que tengo por casa. En este caso reutilicé una de un zumo de Casa Ametller)
  • Un palo (o similar) para remover

PROCEDIMIENTO:

  • Lo primero que hice fue quitarle la pegatina a la botella y limpiarla bien.
  • Después le eché el agua y poco a poco fui añadiendo la purpurina (primero de un color y después del otro).
  • Una vez introducida la purpurina, con el palo, removí hasta que la purpurina quedara suelta y no quedaran restos de cola.
  • Cuando me gustó la cantidad de purpurina que tenía, le introduje las estrellas.
  • Volví a remover.
  • Llené de agua hasta el final.
  • Con pegamento pegué el tapón al a botella.
  • Una vez lista la botella yo lo que hice fue meterla en el lavavajillas para que se lavase bien y así, si quedaban restos de cola, pegamento o demás se quitaran, y de paso se le quitara el olor a pegamento que desprendía. Para mi este paso es importante porque mi hijo (igual que todos [email protected] bebes) se meten todo en la boca y puede ser muy peligroso que chupen pegamento.
  • Testar que no haya restos de pegamento por fuera, y que la botella no se puede abrir.

¡Y listos!

¡A jugar con ella!

A mi polluelito le encanta y podemos estar un buen rato jugando con ella.

Esta botella sirve para bebés pequeñ[email protected] como el mío (ahora 6 meses) para utilizarla como botella sensorial, o bien para niñ@s más grandes (3 años aprox.) para utilizarlo como BOTELLA DE LA CALMA.

¿Habéis oído hablar de la botella de la calma?

La botella de la calma está inspirada en el método Montessori y sirve para calmar (como bien dice su nombre) y a su vez estimula la creatividad y la autonomía de los niñ@s. En el cuento RESPIRA (Inés Castel-Branco) la autora indica como explicarles la utilidad de esta botella de la calma y es de la siguiente manera: “cuando estás [email protected], eres como este bote que se agita. Toda la purpurina está moviéndose y no puedes ni pensar. Entonces, respiras profundamente mientras observas cómo la purpurina va cayendo y se deposita toda ella en el suelo. El agua queda transparente, como dentro de ti, si te sabes tranquilizar”. Es muy importante acompañar al niñ@ en este proceso así como [email protected] a respirar tranquila y profundamente. De esta manera, el/la niñ@ [email protected] en el objeto y en su respiración, se irá tranquilizando lentamente. Cabe destacar que si se fabrica con [email protected] suele ser más efectivo.

¿Os ha gustado la idea?

Si es así, próximamente os enseñaré más ejemplos de botellas sensoriales.

 

 

Comentarios

Share this post

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.