¿QUÉ ES LA MAMÁ DEL NIDO?

La mamá del nido es un pequeño proyecto familiar que surgió con el nacimiento de nuestro hijo y que tiene como objetivo dar a conocer los principios de la crianza respetuosa y no sexista, una maternidad y paternidad real y sin límites, y los beneficios del porteo ergonómico.

¿QUIÉNES SOMOS?

Laura

Soy Laura, una joven de 30 años que en febrero del 2018 fuí mamá de un polluelito llamado Adel.

Soy educadora social de profesión y vocación. Llevo trabajando más de 10 años con infancia y adolescencia en riesgo de exclusión social, y acompañando a muchas mamás (adolescentes y adultas) en su maternidad. Estos últimos años he estado trabajando con víctimas de violencia machista, y actualmente estoy de excedencia dedicándome a la crianza de mi hijo. Ahora es el momento de conectar con mi propia maternidad y sin duda, no es nada parecido a todo lo que me habían contado y yo había vivido acompañando a otras madres, y así intentaré plasmarlo en el blog.

Me apasiona la música, leer, aprender, viajar, comer (sobretodo chocolate) y disfrutar del tiempo con mi polluelito y mi pareja. Sonrío mucho y me gusta siempre buscar el lado positivo de todo, aunque a veces reconozco que es difícil.

Alex

Soy Alex, un joven de 32 años, papá de polluelito Adel.

Soy electricista y actualmente trabajo para una empresa multinacional. Me gusta mi trabajo, todo y que, me hubiese gustado dedicarme al mundo del deporte. La paternidad ha sido una revolución en mi vida, y hace que día tras día me cuestione cosas. Hasta antes de nacer Adel no me había interesado por nada relacionado con la crianza y no sabia que era un portabebés. Ahora se ha convertido en un estilo de vida que comparto con la gente que conozco.

Me gusta mucho viajar, comer una buena paella y el deporte (aunque lo practico poco). Soy muy payaso en la intimidad, y tengo un humor muy negro.

 

¿POR QUÉ «LA MAMÁ DEL NIDO»?

La mamá del nido era como me llamaban las enfermeras del hospital, donde di a luz, el día después de nacer mi pequeño polluelito. Me llamaban así porque al día siguiente de nacer Adel, lo tuvieron que ingresar y se lo llevaron al nido (sala donde está en constante observación y controlado) y fue allí donde yo pasaba la mayor parte del tiempo que estuve en el hospital. Cuando aparecía por la sala, y picaba al cristal o a la puerta para que me abrieran para poder estar con mi bebé, siempre escuchaba: “abre, es la mamá del nido”. En el nido sólo estaba polluelito, y por eso, solo había una mamá del nido y ésta era yo.

Con el tiempo «el nido» se ha ido transformando. Después de ese nido, el nido de Adel fue nuestra casa. Allí él (y su padre y yo) nos sentíamos tranquilos, protegidos, etc. era nuestro espacio seguro. Cuando descubrimos los portabebés «el nido» volvió a transformarse, y ya el espacio seguro, tranquilo y de protección de Adel no era su casa sino estar en contacto con el cuerpo de mamá y de papá. Por lo tanto, los portabebés se convirtieron en el «nuevo nido».

Al fin y al cabo, ¿qué es un nido? Es el espacio que utilizan los animales como refugio, alimentación, espacio seguro para ellas, de amor, protección, sueño… ¡Lo mismo que sienten los bebés en los portabebés! 

 

SOBRE EL BLOG

A raíz de mi experiencia estando embarazada, ahora con mi pequeño y mi bagaje profesional, he decidido dar a luz a este blog con el objetivo de compartir mis vivencias y las de otras mamás cercanas, contar mi forma de entender la crianza, la educación y todo aquello que comporta la maternidad.

En este blog escribo mis experiencias tal y como las vivo y tal y como las siento. Es un blog para madres, para mujeres y para todas aquellas personas que tengan inquietudes entorno a la maternidad y deseen leer experiencias reales. Con este blog quiero crecer, al mismo tiempo que crece mi hijo.

Me gustaría acompañarte en tu maternidad y que sientas que no estás sola.

 

BÚSCAME EN LAS REDES Y HABLAMOS!

¡Me hace mucha ilusión que me habléis en las redes sociales!
No dudes en hacerlo! 🙂

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.